2 dic. 2017

lo que pasa en twitter en twitter se queda

En ciertas ocasiones hemos tratado el tema de la imagen digital en este escenario y hemos comentado los aciertos y  la buena cintura de @guardiacivil y @policia. Y es que en internet no cabe la técnica del avestruz (esconder la cabeza y esperar que no pase nada) ni poner al mando de la imagen digital de la institución a la primera persona que pase por la puerta.  @ejercitodetierra es menos cuidadoso en estos menesteres y se ha visto involucrado en polémicas por  hacer apología del franquismo o por bloquear a algunos diputados españoles. Sin embargo @policia se toma muy en serio estos procesos y hasta entra en el mercado de los fichajes de los CM. Cuando @policia perdió su antiguo CM que fichó por el  departamento de Digital y Redes Sociales de Iberdrola, no perdió mucho tiempo en buscar sustituto, la inspectora Carolina González, licenciada en Periodismo y diplomada en Ciencias Policiales y que además posee formación complementaria en cooperación internacional y liderazgo para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. González conoce el terreno y afirma que su espacio predilecto es twitter, -"Esta red social es nuestra niña bonita. Es el medio con el que tenemos más impactos”  y sabe que su público diana -cliente a  fin de cuentas- es joven “Nuestro público es joven, le gusta el humor y nos adaptamos a ellos”.

Esta  semana el CM de @guardiacivil ha tenido una salida de tono al menospreciar públicamente a @mossos. Ello le ha costado pedir disculpas por el mismo canal y ha anunciado que tomará medidas al respecto. No sabemos cuáles serán, pero es de suponer que llevarán consigo alguna reestructuración del departamento de comunicación de la institución. Y es que entre el humor, la grosería y la impertinencia hay una línea muy fina. Además, cabe añadir que Carolina González afirma que "No todo lo mezquino en la red es delito" , pero hay veces que, según interese y si los órdenes jurisdiccionales lo permiten,  los desplantes tuiteros acaban en los juzgados (y a veces en la cárcel).   Por eso, una cualidad importante para cualquier CM es saber no pasarse de la raya. Lo que se hace público en el ciberespacio, allí queda para siempre, ya que por muy raudo que  se acuda a eliminar un contenido, siempre habrá algún otro usuario que lo habrá difundido.
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo
 

10 nov. 2017

¿ha llegado la revolución digital al automóvil?

Los cambios tecnológicos se producen a diario y,  sin darnos cuenta, se introducen en nuestras vidas de manera sutil y paulatina. Casi sin percatarnos hemos aprendido a relacionarnos con el mundo a través de una pantalla, que cada vez es más pequeña y transportable. Ya no necesitamos estar en casa conectados a un ordenador, ni si siquiera hace falta un portátil.  El teléfono móvil ha aunado en un sólo dispositivo todas las funciones de conectividad que hace unos año parecían extraídas de una película de ciencia ficción. 

Uno de los sectores más reacios a sumergirse en la sociedad de la información ha sido el automovilístico No en vano se afirma que si la industria del automóvil hubiera avanzado tan rápido como la de la informática, ya habría coches voladores Y de hecho ha tenido que ser Google quien venga a revolucionarlo, hasta tal punto que ya es posible ver circular coches sin conductor.  Waymo (que anteriormente era Google self-driving car project) es una empresa del conglomerado de Alphabet INc que ha desarrollado un coche  capaz de circular sin conductor. Pero como siempre, la ley va detrás de la tecnología, y esto ha sido un problema para desarrollar este proyecto. Y este sueño no pudo comenzar a hacerse realidad hasta que el estado norteamericano de Nevada  aprobó el 29 de junio de 2011 una ley que permite la operación de coches sin conductor. La ley permitió que se iniciase el desarrollo de este vehículo que ahora circula sin conductor. La Unión Europea  estudia la aprobación ahora una posible legislación permisiva con estos nuevos vehículos. El caso es que  ha sido una de las cuatro empresas más decisivas de la sociedad de la información la que ha hecho realidad esta utopía que marcará, sin lugar a dudas, una antes y un después en la historia del automovilismos y, como no, de la humanidad .


 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

14 oct. 2017

¿Somos transparentes para los dioses digitales?

En el último post hemos hablado de Big Data y de la importancia de la minería de datos, es decir, de saber buscar e investigar entre nuestra actividad social y sacar información con la que obtener algún beneficio, Pero ¿hasta qué punto se puede llegar? ¿Qué saben de nosotros los mesías de la sociedad de la información? . Judith Duportail periodista y usuaria de Tinder, ha pedido a los desarrolladores de la popular  app de contactos que le facilite los datos recolectados sobre ella, algo a lo que cualquier usuario tiene derecho al amparo de la legislación europea. Y recibió un completo documento de su vida digital en los últimos años.

Desde el 18 de diciembre de 2013 afirma que ha tenido varios contactos y citas, algunos ya olvidados. Sin embargo, la memoria digital de Tinder lo seguía recordando todo: 800 páginas con información de su actividad en Tinder y en Facebook. Publicaciones y likes en FB, fotos de Instagram, contactos, tiempos de conexión, localizaciones, historiales de conversación... Todo debidamente archivado para que los algoritmos de análisis de datos  pueda llegar a conocerla mejor que ella misma. El Big Brother orwelliano hecho realidad pero al servicio del comercio en vez de, de momento, bajo de control gubernamental. 

[Fuente directa e imagen: The Guardian] [fuente derivada: RTL]
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

10 oct. 2017

Publicidad en Facebook: un dulce veneno

Facebook, al igual que cualquier otro espacio con pretensión de medio social, registra cada movimiento e interacción  de sus usuarios. Puro Big Data, una ingente y jugosa cantidad de información que  con las pertinentes acciones de minería de datos se puede convertir en una sustancial fuente de ingresos en publicidad.  Publicidad no siempre de fiar.  A diferencia de los medios tradicionales, una campaña en Facebook es relativamente barata. Y además de barata, concreta, pues la red, gracias a ese conocimiento de sus usuarios, hará que llegue a personas potencialmente interesadas. 

 A módico precio, 26 euros para un impacto de 18.000 usuarios, podemos publicitar nuestro negocio eligiendo  a qué tipo de usuarios queremos que llegue: sexo, ubicación,  profesión, personalidad... Hasta aquí todo normal. Pero, al ser una acción puramente mecánica con una supervisión lenta, este servicio  se convierte en un vivero de espacios al margen de la ley. 

Con una inversión relativamente baja, los 26 euros de publicidad más 10 para un dominio para usar de manera fugaz, un timador en un país con legislación más laxa en temas de comercio digital puede poner en marcha una tienda que publicite ordenadores o cámaras fotográficas que no existen o a precios anormalmente bajos. El proceso es sencillo, basta con comprar un dominio y clonar una web reconocida que usar como base para su negocio. Tras esta primera acción, lanza su campaña con un público objetivo interesado en la fotografía o que haya estado navegando por tiendas de ordenadores, y como nuestros movimientos  están registrados, Facebook disparará está publicidad engañosa a los usuarios que hayan hecho búsquedas, hayan dado me gusta o publicado estados relacionados con este hobby. 

Del lado del "cliente" aparecerá una publicidad auspiciada por  Facebook ofertando ese producto. Si bien es cierto que es difícil de creer que una tienda pueda  vender un portátil valorado en más de 1.000€ por poco más de 100, con que sólo un usuario muerda el anzuelo la jugada habrá merecido la pena. Si hay un segundo incauto, todo es beneficio. Y una vez puestos en marcha, poner en pie otra tienda con ofertas similares usando la misma estrategia, no es muy difícil. De hecho, un simple rastreo sobre el nombre de dominio registrado nos suele indicar que tienen dos o tres días de antigüedad. Acciones muy rápidas, recogida de beneficios de manera inmediata y en cuanto la campaña pierde fuerza, a por otra. 
 alfonsovazquez.com   
ciberantropólogo

7 oct. 2017

Procesos de compra digital: el apocalipsis del centro comercial


EE.UU. mayor exponente de consumismo masivo, patológico si se quiere, y exportador del concepto de centro comercial ha visto como en los últimos tiempos sus templos del consumo tradicionales ha iniciado un periodo de crisis y desvanecimiento sin precedentes.  Según la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield, las visitas  a estas instituciones culturales norteamericanas se desplomaron un 50%  entre 2010 y 2013, tendencia que no ha remitido a pesar de que la economía estadounidense está cerca del pleno empleo.

Los procesos de compra en entornos digitales son cada vez más habituales, y el ritmo de asimilación  por parte del consumidor medio es directamente proporcional al ritmo de desaparición de establecimientos convencionales. Las razones son varias, algunas más evidentes, otras menos tangibles.

Por una parte, la experiencia de compra mejora sustancialmente en muchos casos:  una búsqueda física supondría  recorrer muchas tiendas, lo cual lleva tiempo. Y a lo sumo se puede llegar a lo que hay en el entorno, el barrio. Ir a otros pueblos o ciudades se antoja imposible, incluso no se  puede controlar todas las zonas de la ciudad.  Con  el dispositivos de conexión a internet, ante nuestros ojos y en nuestro propio hogar, a cualquier hora, disponemos de una amplia oferta de un vistazo.


Por otra parte el centro comercial era también un espacio de socialización, de encuentro y de contacto. Y estos procesos también han cambiado: la forma  de relacionarse, de comunicarse, ya no son como antaño. El móvil y las redes sociales nos facilitan el escenario social y comunicativo.    


Uniendo estos dos factores, podemos explicarnos por qué  Google (Alphabet), Facebook y Amazon son las empresas más importantes de nuestro tiempo: Las dos primeras nos conocen mejor que nosotros mismos, saben qué nos gusta, en qué trabajamos,  a qué dedicamos nuestro tiempo libre y en qué gastamos nuestro dinero. Luego Amazon, bazar postmoderno, se ocupará de vendernos el producto "adecuado" a nuestras necesidades.La competencia va a desaparecer, Amazon copará todo el mercado. Y después no habrá marcha atrás.
 alfonsovazquez.com   
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog